jueves, 22 de septiembre de 2016

El arte de crear «La frase Fantástica»

El arte de crear la frase Fantástica, palabras

Si te pidiera que definieras a tu padre, a tu madre, a tu profesor, a tu jefe o a tu pareja mediante alguna de las frases que más repite, estoy seguro de que no tardarías más de un minuto en encontrarla. Suelen ser frases que quedan para la posteridad, citas que te divierte recordar con los amigos o con la familia, palabras que en ocasiones rememoramos con nostalgia.

Hoy os quiero hablar precisamente del arte que tienen algunos autores para crear «la frase Fantástica» en sus novelas así, con mayúscula :P. Esa frase que puede definir un personaje, una escena o una situación. Una frase que quedará marcada a fuego en lo más recóndito de tu subconsciente y que jamás podrás olvidar…

La idea de escribir esa entrada comenzó a forjarse el otro día. Para quien no me conozca demasiado, en mi caso «el otro día» abarca un periodo indeterminado de tiempo desde finales de los 70 hasta ayer ;). Aquel día perdí una vez más la batalla contra mi síndrome de Diógenes, y me resistí a tirar unos recortes de prensa en los que se podían leer algunas de las frases míticas del cine de género Western.


Frases míticas Western
Por supuesto, jamás dudé que este recorte sería de utilidad... algún día ;).

¿No sentís la testosterona fluir, con frases como…?


En este pueblo solo hay sitio para uno de los dos.

Yo que tú no lo haría, forastero.

Tuve suerte, siempre tengo suerte matando.

―El mío cayó primero.
―Sí, pero el mío era más alto.

―¡Eh, amigo! Te pareces a alguien que vale dos mil dólares.
―Pero tú no te pareces al que va a cobrarlos.

Me encanta encontrar en las novelas esos detalles originales, en ocasiones recurrentes, capaces de hacer girar toda una trama alrededor de ellos.

¿Te das cuenta que vivimos en un mundo abarrotado de ese tipo de frases? Desde el «Se acerca el invierno» de la Casa Stark, al «Todo poder conlleva una gran responsabilidad», de la casa Parker. Y si queremos largarnos fuera de este mundo tampoco nos libraremos, porque allí nos encontraremos con el saludo «Paz y prosperidad» de Spock, el juramento «So say we all» de los tripulantes de Battlestar Galactica, o expresiones como el típico «Tengo un mal presentimiento», que tanto se lleva en una galaxia muy, muy lejana.

Joe Abercrombie, La Primera Ley. Ilustración Darey Dawn
Ilustración de Darey Dawn.
Siguiendo los consejos literarios de otros blogueros, incluí en mi zapping de novelas al gran Joe Abercrombie y su trilogía de «La primera ley» ―Cierto día me planteé que si hago zapping entre series por qué no iba a hacerlo entre novelas ;)―, y una de las primeras cosas que me enamoró de este autor fue su capacidad para crear ese tipo de frases fantásticas.

«Sigo vivo»
Logen Nuevededos
Es lo que repite Logen Nuevededos después de cada situación de peligro

«Hallado un cadáver flotando junto a los muelles…»
La amenaza del inquisidor Sand Dan Glokta,
que teme que se haga realidad en sus propias carnes.
Ilustrador: John McKenna
¿A ti, también te gusta encontrarte ese tipo de frases o soy un gnomo raro?
¿Me aconsejas algún libro donde aparezcan?

Puedes hacerlo respondiendo en esta misma entrada del blog o enviándome un halcón peregrino al correo pabloferradasp@gmail.com. Exacto, esa misma dirección desde donde te llega un fantástico correo cada semana con alguna novedad sobre mi novela, contenidos exclusivos y, durante las próximas lunas, sorpresas varias…

Te recuerdo que hasta el 25 de septiembre puedes participar en el Concurso Con Gen de Gnomo «Acierta la página» y llevarte un ejemplar en papel de «La caja de Bernit». Y solo por participar entrarás en el sorteo de un magnífico ingenio gnomo que te permitirá leer libros, pergaminos y tablillas en la más completa oscuridad de las más oscuras noches sin luna.


Para ello solo has de estar suscrito al blog y tratar de adivinar, sin pasarte, cuántas páginas tendrá «La Caja de Bernit», la novela juvenil de fantasía que publicaré en poco más de un mes. Si quieres más información, pincha en la imagen del concurso.

Ufff... poco más de un mes para que salga mi novela... ¡qué nervios! Como hoy el día ha sido de «frases», me despediré de ti con la frase que mejor me define... 

Pablo Ferradas, Con Gen de Gnomo

Ya me gustaría que a mí que me definieran con una frase del tipo «Soy el mejor que hay en lo que hago…» pero lo cierto es que mi frase fantástica es «Sin estrés» :P.

Un abrazo.

4 comentarios:

  1. ''Que me mataron, niña Wene'' es una de las que más me impactaron. Claro que todo el libro 'Crónica de una muerte anunciada' me impacta, es más, cada vez que lo leo, porque es una novela corta y bastante ligera, tengo la sensación de que es la primera vez, de que quizás la vez anterior leí mal, no comprendí del todo y tengo la extraña sensación de esperanza porque tal muerte, anunciadísima y clara, no se lleve a cabo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa sí que es una frase épica y para el recuerdo. Gracias por traerla, Alba.

      Hay ciertos libros en los que se crean momentos increíbles. Tanto que nos hacen volver a sus páginas para buscar esa magia que resurge con cada lectura.

      Eliminar
  2. Dos frases en un mismo libro:
    "Mañana será otro día"
    "Realmente, querida, me importa un bledo"

    De Margaret Mitchell, "Lo que el viento se llevó"

    Y la famosa linea de Dirty Harry: "¿Te sientes con suerte?"
    Un saludo, primer entrada de Jarra de Hojalata.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por pasarte por aquí.

    La mayoría de las frases que nos viene a la cabeza provienen de los clásicos. ¿Alguien se anima con alguna obra moderna?

    Clint Eastwood es una fuente inagotable de frases. Si por mí fuera, él hubiera sido Wolverine... Y Bobba Fett "He´s not good to me dead", ¡Qué demonios! XD

    Un saludo.

    ResponderEliminar