jueves, 1 de septiembre de 2016

Castillo de Bellver. Paisajes fantásticos a la vuelta de la esquina

Castillo de Bellver, Paisajes fantásticos que te rodean

Esta semana, en mi búsqueda de paisajes fantásticos, los pies me han llevado hasta la tierra de muchos de mis antiguos compañeros de gremio del World Of Warcraft: Mallorca.

¿Quieres saber qué cosas me han obligado a detenerme en este lugar de bellas vistas? Te invito a que me acompañes en este paseo por las curiosidades y las leyendas del castillo de Bellver


Cuatro párrafos de historia.

Una de las cosas que más me llamó la atención fue su forma circular y su hermosa torre del homenaje con sorpresa ―¿recuerdas para qué servían estas torres? Te lo conté cuando hablamos del castillo de Loarre―. Su planta, su patio, sus torres… no hay muchos castillos circulares en Europa y este, del año 1310 aproximadamente, es el más antiguo de todos. La explicación puede estar en que el castillo de Bellver fuera concebido como residencia más que como fortificación defensiva.

Mallorca, Castillo de Bellver

El rey Jaime II estableció allí la residencia de la corte, pero a sus descendientes no les hacía tanta gracia ―ya se sabe cómo son los hijos con las casas de los padres― y su papel quedó relegado a residencia de verano. Eso sí, bien que le vino a su nieto, Juan I de Aragón, para refugiarse de la peste que asolaba a España. Y es que aparte de bellas vistas, el aire de Bellver estaba menos viciado.

Ay, la peste. Una enfermedad que hizo, años después, que la nobleza del Reino de Valencia también se quitara de en medio. Eran tiempos de crisis económica y los gremios ―que por aquella época tenían permiso real para formar sus pequeños ejércitos, por si acaso debían defenderse de los piratas berberiscos― se fueron haciendo poco a poco con el poder en lo que acabó por ser una revuelta antinobiliaria. Esta revuelta llegó hasta Mallorca. Parte de la nobleza se refugió en el castillo de Bellver y pocos debieron sobrevivir al único asalto que ha sufrido este castillo en toda su historia.

Castillo de Bellver, terraza y patio

A lo largo de los siglos sus estancias fueron utilizadas de maneras muy diversas. Así pues, aquel maravilloso lugar donde Doña Violante de Aragón montaba fiestas, espectáculos de danza o sesiones poéticas, también sirvió como prisión de las chungas… El interior de su torre del homenaje posee una cámara subterránea cuyo acceso se realiza desde un agujero circular, en la parte superior, que se obstruye con una tapadera de piedra… «La olla», lo llaman.

Y de la historia a las leyendas.


La mayoría de las leyendas de este castillo se deben a la existencia de unas enormes cuevas bajo sus piedras. Teorías hay muchas. Seguramente surgieron por la necesidad de extraer tierra para la construcción del castillo, para conseguir espacio de almacenaje, para minarlas en caso de necesidad defensiva ―y hacer que la tierra engullera a sus enemigos―, para servir como vía de escape o como mazmorras... o quizás las gentes tenían razón y allí era donde habitaba...

La Bruixa de los higos chungos.
La bruja Joana

Cuenta la leyenda que en aquellas cuevas vivía una bruja llamada Joana. Que de brujería debía saber un rato, pero de jardinería lo justo ya que su cueva estaba protegida por una higuera reseca.

El caso es que esta simpática bruja se dedicaba a regalar higos a todo el que se acercaba por allí. Unos higos que, pese a tener un aspecto delicioso, estaban mortalmente envenenados… A ver si lo de la Inquisición y todo ese rollo de perseguir a las brujas surgió con la idea de fomentar el turismo en la región, y se les fue de las manos.

Una variante de la leyenda, mucho más amable, dice que la bruja estaba un día con sus amigas de aquelarre ―haciendo lo típico que se hace en los aquelarres y en los conciertos de ciertas boybands: cantar hasta desgañitarse y bailar como locas ―cuando un joven jorobado se acercó hasta la hoguera que habían encendido cerca de la entrada a las cuevas. Aquel joven, en lugar de asustarse, se puso a cantar con ellas y a bailar con la bruja Joana. La bruja ―que no era tan mala como contaban otras leyendas― le agradeció el buen rato que pasaron juntos quitándole la joroba.

Rostro tallado, cuevas del castillo de Bellver
Rostro tallado en las cuevas bajo el castillo de Bellver.
Así se entretenía algún preso en aquel lugar recóndito, y sin WIFI.

Tiempo después, otro joven jorobado paseaba cerca de las murallas del castillo de Bellver ―Se ve que la población de jorobados debía de ser abundante en la época… ¿culpa de los camastros de entonces?―. Según parece, este muchacho no fue tan simpático con ella. De hecho se comportó de una manera bastante descortés. Entonces la bruja Joana ―que no era tan mala aunque sí que gastaba bastante mala leche, que para eso era una bruja― le implantó en el pecho la misma joroba que le había quitado al otro chico.

Puede que estas leyendas fueran las versiones de la época de los consejos maternales actuales, «No aceptes caramelos de desconocidos» y «Ya sé que tiene una verruga peluda, pero tienes que darle un beso a la yaya».


Y hasta aquí el paseo de hoy. Espero que hayas disfrutado de las vistas y que mis compañeros de gremio no me rapen la barba por haber incurrido en alguna incorrección ;).

Si quieres visitar otros paisajes fantásticos que se encuentran a la vuelta de la esquina, no puedes dejar de leer este artículo que escribí sobre las curiosidades y las leyendas del castillo de Zafra, en Guadalajara. Un castillo que pudiste ver en la sexta temporada de Juego de Tronos.

También escribí un artículo sobre el castillo románico mejor conservado del mundo. Está en Huesca , lo visitó Orlando «Legolas» Bloom en El Reino de los Cielos y allí es donde tienen encerrados a los peores villanos de la serie El Ministerio del Tiempo: me refiero al fantástico castillo de Loarre.

Y como no todo son castillos, mis aventuras también me llevaron hasta un lugar fantástico, en Cuenca, llamado La Cruz del Diablo. ¿No quieres saber por qué lo llaman así?

Seguro que hay un lugar fantástico cerca de ti. ¿Me ayudas a conocerlo mejor?

Puedes escribirme a pabloferradasp@gmail.com con cualquier comentario o sugerencia que se te ocurra y, si lo que quieres es recibir un trato enchufado, puedes suscribirte a este blog. ¿Que en qué consiste el trato enchufado? Pues en enterarte antes que nadie de las últimas novedades sobre la publicación de mi novela, acceder a contenidos exclusivos y participar en el concurso/sorteo que voy a poner en marcha la semana que viene, entre otras muchas sorpresitas.

Si decides no suscribirte, lo respeto (quitar las manchas que dejan los halcones peregrinos mensajeros en las ventanas puede ser un auténtico fastidio). Pero luego no llores cuando veas a otra persona luciendo el ingenio gnomo que conseguirá uno de los participantes del concurso que comenzará en unos días :P.

¿Quieres pistas sobre alguno de los premios?


No es que te quiera fastidiar, pero tampoco te lo voy a poner tan fácil... Así que esconderé las pistas entre algunas citas de novelas de fantasía que seguro te resultarán familiares:
Recuerda que todos tenemos que decidir entre lo que es correcto y lo que es fácil; que no existe el desastre, solamente la oportunidad; si sangra, puede morir; la felicidad se puede hallar hasta en los momentos más oscuros si uno recuerda encender la luz; si has visto una ciudad enana, las has visto todas y Est Sularus oth Mithas... ;).

Comienza la recta final en este camino que lleva a la publicación de mi novela juvenil de fantasía.
Ya queda poco para que el sueño se haga realidad.

Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada