jueves, 30 de junio de 2016

5 palabras mágicas que una vez aprendidas no podrás olvidar

5 palabras mágicas que no podrás olvidar
Una definición muy simple sería decir que las palabras mágicas son aquellas capaces de lograr, por sí mismas, que sucedan cosas increíbles. Es decir, que tienen el poder de alterar la realidad que nos rodea cuando alguien las pronuncia.

Hoy quiero hablaros sobre las palabras mágicas que una vez aprendidas no podrás olvidar.



Las madres saben mucho de esto...

Todas ellas las han utilizado, antes o después. Nunca subestimes el poder de un «Está en su sitio», capaz de hacer desaparecer algo que estás buscando. Generalmente, ese conjuro va ligado a otro conocido con el nombre de «Como vaya yo…», que mantiene oculto el objeto en cuestión hasta que ella misma va, y lo encuentra.

Mary Poppins en las escaleras
Supercalifragi... espera. ¿Has visto lo que ha hecho la profe nueva? ¡A la hoguera!

Las palabras mágicas nos rodean.


Muchas son terribles, como el «Tenemos que hablar» de tu pareja, el «Solo es para preguntar una cosa» del jubilado que se te cuela, o el «Ya termino», de quien se ha encerrado en el baño.

Los que sois «viejunos» como yo, recordaréis el poder que desencadenaba gritar «¡Por el poder de Grayskull!», o  «¡Thunder, thunder, thundercats!». Hoy en día los chavales comienzan canturreando palabras mal acentuadas en un mantra interminable. Ya veremos que males futuros ocasionará a la raza humana que los niños pronuncien mal la palabra «mochila». ¿Realmente era necesario, Dora? Dan ganas de desmontarte la mochila con la caja de Mikiherramientas… Y decir «¡Pimienta!» (sí, últimamente veo más el canal Disney que la HBO).

Palabras mágicas hay muchas.


Destacaré cinco de las que más han marcaron mis lecturas A.H.P. Antes de Harry Potter y P.W.D. Post Walt Disney ;)


1- Abracadabra.
Abracadabra, Alaska y la Bola de Cristal


¡Pata de cabra! Fueron las primeras palabras que me atreví a conjurar. Años después, lo que me pareció realmente mágico fue descubrir que los niños del mundo anglosajón utilizaban en su lugar las palabras «Hocus Pocus»«Abracadabra» también fue el nombre del tema musical de Alaska, que sirvió como sintonía del programa infantil/juvenil «La bola de cristal», que con tanto cariño recordamos los «viejunos» (viendo la intro ahora, a 30 años de distancia, he flipado bastante).

Y como bien sabéis, J.K. Rowling creó una variación de la misma para sus libros de Harry Potter: la temible maldición «Avada Kedavra».


2- Shirak… Dulak.
Raistlin Majere, Shirak... Dulak

Estas palabras me ponen la piel de gallina. Para mí son como el sonido de un sable láser desplegándose. A ver, reconozco que se trata de un sencillo conjuro que consiste en encender y apagar un pequeño orbe incrustado en un bastón —Shirak, para encender; Dulak, para apagar—, pero siempre que Raistlin las pronunciaba con esa voz siseante, sabías que algo iba a pasar. Algo que te impedía dejar el libro y apagar la luz, por mucho que tuvieras que madrugar al día siguiente.


3- Tahitéis.
La espada de fuego, Javier Negrete

Tirando de autores nacionales, Javier Negrete nos trajo las Tahitéis en su saga de Tramórea. Las Tahitéis consisten en una sucesión de números y letras que, al conjugarlas adecuadamente, proporcionan unas propiedades físicas fantásticas al maestro de la espada que las utiliza (maestros del Tahedo llamados «Tahedoranes»). Si fuera riguroso, consideraría que las auténticas palabras mágicas son precisamente esas sucesiones, y no el nombre de las aceleraciones. Pero en fantasía no se puede ser riguroso ;).

Las Tahitéis, o aceleraciones, son:
Protahitéi aumenta el rendimiento físico en un cincuenta por ciento.
Mirtahitéi duplica la velocidad, pero consume muchos recursos físicos.
Urtahitéi esta aceleración es mucho más potente que las anteriores, casi un mito. Se dice que solo la conocen el Maestre y otro tahedoran privilegiado.
Y hasta aquí puedo decir sobre aceleraciones sin destripar nada de la novela.


4- Amigo.
Gandalf, Di amigo y entra. Puerta de Moria

Una de mis favoritas aparece en el clásico Señor de los Anillos. Me encanta ese momento en el que Tolkien juega con la confusión de los protagonistas por la traducción de «Habla, amigo, y entra» o «Di, amigo, y entra», en las puertas de Moria.


5- Shazam.
Shazam

Quería incluir en esta lista alguna palabra relacionada con los cómics, otro mundo literario al que le he dedicado infinidad de horas de lectura. «Shazam» ya era una palabra mágica antes de que el chaval llamado Billy Batson la gritara a los cuatro vientos para transformarse en el Capitán Marvel. Los creadores del personaje utilizaron la palabra mágica como acrónimo, para explicar sus poderes:
S: sabiduría de Salomón.
H: fuerza de Hércules.
A: resistencia de Atlas
Z: poder de Zeus.
A: valentía de Aquiles.
M: velocidad de Mercurio.

Desde mi punto de vista, lo peor era que Billy tuviera que transformarse en adulto cada vez que se convertía en el Capitán Marvel más adelante el personaje se llamaría Shazam, por temas de derechos. Aunque reconozco que es mejor disfraz que el de Superman/Clark Kent.


6- Como no soy amigo de los números redondos, ahí va una sexta fórmula mágica, de regalo.
Conan por J.Buscema. Kaa nama kaa lajerama

Y es que, pensando en cómics, mi mente ha volado hasta la tierna juventud que pasé fascinado con el género de espada y brujería. Por aquel entonces, mientras que otros amigos coleccionaban ciertos cómics de calidad cuestionable, pero que contaban con la última tecnología en color, yo devoraba los dibujos que hacía John Buscema y tantos otros para la publicación en blanco y negro de La espada salvaje de Conan.

Allí fue donde aprendí las valiosas palabras que pueden salvarte la vida, en el caso de que algún día cabrees a un hombre lagarto, claro está: Kaa Nama, Kaa Lajerama.


Palabras mágicas. Palabras capaces de modificar los estados de ánimo. Palabras cuyo significado real es más complejo de lo que parece a priori. Palabras que evocan recuerdos, sensaciones y que no se olvidan jamás.

Me despido de vosotros con otra de mis palabras mágicas favoritas: gracias.


¿Cuáles son tus palabras mágicas favoritas?


Recuerda que para cualquier comentario o sugerencia puedes escribirme a pabloferradasp@gmail.com. Y si quieres tener noticias frescas sobre cómo va el proceso de publicación de mi novela, tener acceso a contenidos exclusivos, enterarte de promociones y demás, te invito a suscribirte a este blog. ¿Quieres compartir conmigo una jarra de grog los domingos por la mañana? Nunca es demasiado temprano para una jarra de buen grog ;).

Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario