miércoles, 9 de septiembre de 2015

Cuando el diablo no tiene que hacer...

diablo, rabo, salto

... Mata moscas con el rabo.

Muy buenas y muchas gracias por seguir leyéndome. Porque no, el blog no está abandonado. Lo que ocurre es que esta aventura de publicar progresa despacito, y yo tampoco tengo demasiada prisa.

Desde que terminé la novela, aún estuve más de un año recibiendo las correcciones de mi ejército de lectoras cero lo siento, Emilio, ellas son mayoría ;)— y realizando las modificaciones oportunas...