martes, 9 de abril de 2013

El Informe de Lectura, el Lector Profesional y un Servidor que pasaba por allí.

El Informe de Lectura es un resumen del libro con comentarios y valoraciones.



Se trata del documento que realizan los lectores editoriales, y de su dictamen depende si la novela llega a manos del editor (el que al final va a jugarse los cuartos por nosotros) o al contenedor de reciclaje más cercano (permitiendo así que nuestra obra se reencarne en otra cosa más productiva). Ya veis que en cualquier caso nos espera un final feliz, así que sin desanimarse ;).


Si os acordáis, la correctora profesional me propuso encargar un Informe de Lectura como medio para facilitar el acceso a las editoriales (os lo conté en esta entrada del blog). Estuve buscando por internet y encontré ofertas que iban desde los 50€ hasta casi los 300€. Los que ofrecen los más caros, a veces, son unos cachondos sin escrúpulos. Me explico: suelen ser editoriales (no muy grandes, por no decir más bien pequeñas o desconocidas, o de coedición) que, ya que les pagas una cantidad notable de dinero, te hacen el informe, así como una serie de valoraciones para mejorar tu obra y, por supuesto, una oportunidad para publicar con ellos, siempre y cuando les guste, claro está. Es decir, juegan con la “promesa” de que valorarán editarte. Habrá gente que pague 300€ solo por la oportunidad de acceder por ese medio a que un lector editorial le lea la novela, aunque luego le diga que no es adecuada para su edición… Eso me parece que es hacer negociete con las ilusiones de la gente a la que le gusta escribir.


Si te decides a pagar por un Informe de Lectura, infórmate bien para comprar solo eso: un buen Informe de Lectura.


Todo lo demás es humo y promesas. Si una Editorial necesita esas artimañas para atraer clientes para sus informes o para publicar con ellos… Parece que lo que realmente quiere es vaciarte el bolsillo. Mucho cuidado con la vanidad, porque hay mucho timador que se aprovecha de eso, y después tocará tragarse el orgullo y denunciar que te han hecho el toco mocho o el timo de la estampita…



A mí me surgieron algunas dudas, para las que no encontré respuesta, sobre la fiabilidad de dichos informes. ¿Qué clase de peso tendría un Informe de Lectura realizado por “connosotrosvasavendermáslibrosqueharrypotter.com” ante una editorial que cuenta con su propio departamento de lectura, por mucho dinero que me hubiera costado? Por otro lado, ¿un informe de lectura pagado por el autor sería realmente objetivo? Porque entendería que, ya que pago, resaltaran un poco más los puntos fuertes de la novela, de cara a venderla a las editoriales. De hecho, he encontrado algunos ejemplos en las redes de autores que autoeditan sus novelas y, como maniobra comercial, exponen Informes de Lectura favorables… Pagados, claro está… Suena un poco a “Mi novela es lo mejor que te ha pasado. Que no lo digo yo, que lo dice este tío que es un profesional del sector”. 

Y si yo pienso en que existe cierto amaño en esos Informes, que soy un ignorante en estas lides, qué no pensarán los comités de lectura editoriales al respecto… Aunque, por esa misma ignorancia, a lo mejor me equivoco y sí que es recomendable hacerlo; tampoco quiero quitar el pan a “connosotrosvasavendermáslibrosqueharrypotter.com” ;).

Siendo un poco más concreto, cuando nuestro manuscrito llega a una Editorial (que esté abierta a recibir manuscritos, me refiero), el Informe de Lectura que realiza el lector profesional es un documento de no más de 6 páginas donde el lector resume el argumento del libro, valora su calidad literaria, lo engloba en un género, puntúa su originalidad y lo sitúa dentro de la línea editorial de la empresa. 
Como ya comenté en otra ocasión, es importante conocer la línea de las Editoriales para enviar nuestro manuscrito a las adecuadas. Si el Informe es positivo, nuestra obra entrará en un proceso de lecturas cruzadas para contrastar opiniones y, al final, el editor decidirá si lee él mismo el texto. Y todo esto sin que el autor tenga que pagar ni un duro. Eso es lo normal.

¿Y quién es ese Lector Profesional que tiene nuestras ilusiones en sus manos?


Pues suele ser un profesional, lector compulsivo vocacional, al que pagan por cada Informe (o por lotes de X informes), y según con quien trabaje, no necesariamente le pagan bien. Si nosotros enfrentamos nuestro manuscrito al ojo crítico del Lector, el Lector hace lo mismo de cara al Editor, con las mismas exigencias en cuanto a corrección y pulcritud. Pero su función no es la de vender nuestra obra, sino ser asépticamente crítico. Desde la neutralidad, si sus Informes favorables son bien recibidos por el Editor, más prestigio profesional para él, y no digamos si descubre a un nuevo Harry Potter. No nos equivoquemos, al final quien paga toda la fiesta (publicaciones, Informes de Lectura, etc…) es el editor, así que es él, o ella, también quien toma las decisiones sobre qué se publica y qué se rechaza. Seamos pues respetuosos con los Lectores Profesionales, que ellos son un eslabón más de la cadena Editorial.

Y si hay algún lector en la sala que esté leyendo este alegato en defensa de su trabajo, a la par que tiene mi manuscrito en sus manos, espero que asépticamente, neutralmente y objetivamente, lo tenga en cuenta a la hora de realizar su Informe de Lectura ;).

La estructura de un Informe de Lectura depende de la Editorial. 


En ocasiones piden a los Lectores puntuaciones de 1 a 10. Pero más o menos podría ser la siguiente:

-Datos técnicos.
-Título original.
-Autor o autores.
-Editorial o Agencia original.
-Idioma o lengua original.
-Impresión general de la obra
: en unas líneas.
-Sinopsis del argumento: Por lo menos este trabajo te lo ahorras ;). Si quieres conocer mi experiencia con la "maldita" sinopsis, la encontrarás en esta entrada del blog.
-Tratamiento de los personajes: descripción y valoración de los personajes protagonistas y secundarios.
-Temas principales y secundarios: separados y remarcados por separado.
-Lenguaje, técnica literaria y estilo.
-Factores positivos que destacan: en no más de tres líneas
-Factores negativos que destacan: otras tres líneas
-Valoración literaria y comercial: punto crítico donde es importante la imparcialidad… Y que consideren nuestra novela como una buena inversión ;).
-Público: lectores potenciales o población diana, que dirían en otros campos científicos.

 
Y hasta aquí todo lo que he aprendido sobre el Informe de Lectura, antes de decidir no hacerlo, por lo menos por ahora… Igual me caigo con todo el equipo ;). A los que estéis en la duda de si encargarlo o no, espero haberos arrojado algo de luz.

Un abrazo.



Actualización a junio de 2016:

Para todos los que os habéis interesado por el asunto de en qué merece la pena gastarse nuestro dinero, a la hora de publicar (que cuesta mucho ahorrarlo como para tirarlo en cualquier sitio)... Amigos y amigas, hoy puedo decir que finalmente contraté un informe de lectura. Pero no un informe de lectura por sí mismo. Me explico:

Después de mucho buscar por las redes, encontré el proyecto creado por la escritora Ana González Duque (Marketing Online para Escritores). A pesar de su nombre, gracias a esta plataforma no solo aprendí lo que hay que hacer para obtener cierta visibilidad como autor en las redes, y los errores que hacen que una novela pueda fracasar de base. Además conocí a otros escritores, profesionales del sector editorial y blogueros, que me ayudaron de maneras diferentes a llevar a buen puerto esta aventura de autopublicar"La caja de Bernit".

Marketing Online para Escritores

El "Yo me lo guiso, yo me lo como" tiene sus límites razonables (en mi caso fueron la corrección y la ilustración, porque al final aprendí a maquetar y creo que el resultado fue bastante bueno... vosotros juzgaréis, jeje), así que finalmente tuve que rascarme el bolsillo. Al fin y al cabo, el camino de la autopublicación es un camino de emprendedor, y un buen emprendedor procura rodearse de los mejores profesionales. Y no, si quieres hacerlo bien no es barato... ¡Pero bendito el día en que contraté a un corrector! No solo la novela mejoró, sino que además aprendí un montón de sus correcciones y de sus comentarios. Y, como decía en el primer párrafo, su trabajo incluía un informe de lectura.

Pero me remito a la idea principal: yo quería un buen corrector y contraté a un buen corrector. Después de mi experiencia, me parece que muchas editoriales de coedición corrigen, maquetan, publican e imprimen por precios irrisorios... Y claro, a veces pasa lo que pasa... Lo menos que puedo hacer es contarte mi experiencia personal y aconsejarte que te informes bien de cómo está el mercado antes de gastarte ese dinero que tanto aprecias, y que pagues por lo que realmente quieres obtener. Si a partir de ahí surgen otras oportunidades, o conoces a otras personas que mejoran tus vida como escritor o tus expectativas, ¡perfecto!... Pero como mínimo, asegúrate de que obtienes aquello que buscabas, y con la calidad adecuada por lo que pagas. Que no te vendan otras cosas.

Abrazos.

6 comentarios:

  1. Interesante, y muy bien escrito.

    ¿Me devuelves la tostadora?

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te haya gustado!

    Te devolveré la tostadora el día que me devuelvas el salero... Lleno, como te lo llevaste ;)

    Un abrazo.

    Pablo.

    ResponderEliminar
  3. He escrito una novela y antes de decidirme a publicarla, querría tener la opinión de un lector profesional, pero que sea independiente, que no esté vinculado a una editorial, para conocer su opinión independiente y sincera, sin verse vinculado a los intereses de una editorial. ¿Podría recomendarme alguno?.
    Saludos.
    Agustín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Agustín,

      En primer lugar, siento responderte tan, tan tarde. No tengo claro cómo configurar el blog y no me ha saltado ninguna alarma como que tenía aquí un comentario tuyo, así que prácticamente he encontrado tu pregunta por casualidad.

      Cualquier lector profesional te va a cobrar por hacer ese trabajo, y no te va a cobrar poco dinero. Algo lógico puesto que va a dedicar a tu obra unas cuantas horas.

      Desgraciadamente, no conozco a ningún lector profesional, y mucho menos freelance. Lo normal es que trabaje dentro de algún negocio editorial, y ahí es donde tienes que tener cuidado.
      Como expongo en este artículo, hay mucho, mucho, pero que mucho negociete aprovechando las ganas que tenemos los autores de publicar.

      Mi opinión es que los lectores profesionales más fiables son los de la Editorial, o Agente Editorial con los que estás interesado en trabajar y a los que les envías tu manuscrito. Son profesionales, amantes de la lectura y se esfuerzan por realizar un buen trabajo para la empresa para la que trabajan. Lo malo es que estas empresas no te facilitan el informe de tu obra, aunque hay gente que dice que, si te lo rechazan, amablemente les puedes preguntar por el mismo (es un trabajo que ya han hecho y a lo mejor te pueden dar alguna pista sobre los fallos de tu obra). Si finalmente no te dicen nada al respecto, tampoco has perdido nada (preguntar es gratis ;))

      Cuidado con las editoriales esas que se encuentran por internet y siguen políticas editoriales del tipo "Tú págame, que yo te valoro, te digo lo bueno que eres, las dos cosas que tienes que cambiar y luego te publico". Ninguna editorial seria, o que tenga presencia en cualquier librería de tu ciudad funciona así, y por algo será.

      Que nadie juegue con tu trabajo, tu ilusión y tu dinero.

      Confío en que vuelvas por aquí algún día para leer esta respuesta.
      Un cordial saludo y, de nuevo, mil disculpas y mil gracias por mostrarme que algo tengo mal configurado en este blog. Tengo que revisarlo.

      Pablo.

      Eliminar
  4. Tengo una duda, ¿a que se refiere con "-Impresión general de la obra: en unas líneas"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Zuury,

      Por lo que he podido investigar, el Lector Profesional aprovecha ese apartado para hacer una valoración general sobre el manuscrito. Digamos que, de forma concisa, adelanta los aspectos más importantes del Informe de Lectura que desarrollará a continuación.

      Supongo que también es una manera de ayudar al Editor (quien tiene la última palabra) a realizar la selección de los manuscritos. Si en la primera valoración no salimos bien parados, lo más probable es que no lean el informe hasta el final... Y si esto sucede, sería interesante conseguir algo de información sobre la causa de nuestro rechazo. Recibir un "NO" no solo es algo frecuente, además es una oportunidad para saber en qué hemos fallado. Quizás faltaba calidad en nuestro relato, quizás no respondía a los intereses o a las necesidades de esa Editorial... Preguntar es gratis, y el "NO" ya lo tienes ;)

      Desde la última vez que entré por este hilo del Blog hasta hoy, he conocido a muchas personas que saben mucho más de esto que yo. De hecho, estoy preparando una entrada sobre los lugares donde he encontrado los mejores consejos y la mejor información.
      Te aconsejo que te des una vuelta por los blogs que sigo. Para tu consulta, te recomiendo especialmente el de Mariana Eguaras (http://marianaeguaras.com/).

      Recibe cordial saludo y gracias por pasarte por aquí.

      Pablo.

      Eliminar