jueves, 13 de diciembre de 2012

Originalidad y Referencias. Soñando con ser diferente.

Recuerdo que, haciendo un curso de narrativa, un profesor nos decía lo difícil que es ser original, si por «original» entendemos escribir una historia sobre algo de lo que nadie hubiera escrito anteriormente.

Exposición Universal de Montreal
- Pabellón USA -
Por aquel entonces yo tenía en mente una novela de ciencia ficción futurista que llevaba escribiendo a ratos desde el año 2002. Quería buscar algo revolucionario y no dudaba en incluir, como un Julio Verne de barrio cualquiera, un montón de cosas que entonces sólo existían en la mente de los científicos, en proyectos de investigación o simplemente ni siquiera eran posibles.

Según me formaba en esto de escribir, fui descubriendo que la novela, aparte de ser terriblemente larga, estaba repleta de errores (desde aquí pido disculpas públicamente a los amigos que engañé para que leyeran algunos capítulos y pese a eso no me retiraron el saludo).


Entonces me desanimé y la aparqué desencantado, pensando en que había puesto tanto empeño en buscar la «originalidad» de la novela, que había descuidado todo lo demás. Y después de más de 400 páginas escritas, os aseguro que se genera mucho desencanto. Por si fuera poco, la ilusión y el atrevimiento me habían llevado incluso a colgar tres trailers de la novela en youtube montados con imágenes de Google, sin tenerla siquiera terminada y en una época en la que casi nadie hacía trailers de novelas («La ignorancia es atrevida», que decía otro profe).



Todos los que nos hemos puesto a escribir alguna vez nos hemos llevado alguna decepción al comprobar que nuestro trabajo no estaba tan bien como pensábamos… Como dice un amigo mío: «eso es un ¡disgustazo!». Pero también es normal y algo por lo que no hay que desanimarse. Como todo en esta vida, se mejora con la práctica. Años después de esa experiencia, mirando ahora las cosas con un poco más de madurez y perspectiva, no descarto rescatarla algún día y reescribirla. Sin estrés...

Para mi sorpresa, muchas de esas cosas futuristas que yo no ponía en el mapa hasta el año 2050 ya existen… «Pa´haberlo sabío» ;).

Batallitas aparte… Entonces ¿es imposible ser original?



Somos herederos de lo que leemos. Los profesores de narrativa aconsejan que quien quiera escribir, lea todo lo que le caiga entre manos, incluso cosas que no sean de su agrado. Pero todos tenemos preferencias en cuanto a determinados autores o tipo de literatura, y en base a eso también escribimos.

Y ¿quién tiene narices a decirle a George R.R.Martin o a Terry Pratchet que no son originales porque Tolkien ¡San J.R.R., que todos los Dioses lo tengan en su Gloria! ya creó un mundo, se montó un mapa y lo rellenó de criaturas fantásticas? ¿O al mismísimo Tolkien por inspirarse en diferentes mitos y personajes del folclore popular?


Las manos de Escher
Siempre habrá alguien que haya escrito algo parecido a tu trabajo, te hayas inspirado en él o no. Por eso lo mejor es tomárselo con calma en ese sentido y esforzarse todo lo posible por hacer tuya la historia, darle matices propios y acercarla a tu estilo de escritura. A mi me encanta y me halaga que alguien lea los Cuentos de Caballería y me comente que le ha recordado a Harry Potter, Narnia, Tolkien u otras obras que ni siquiera he leído, y de las que no he podido copiar nada aún ¿Dije copiar?, quería decir inspirarme ;).

Como decía otro, «escribe la novela que te gustaría haber leído».


Si quieres saber lo que pensaba Isaac Asimov sobre la creatividad, en este artículo tenéis traducido un interesante ensayo que escribió para el MIT (Massachussets Institute of Technology), allá por los años 50.


«He descubierto por qué a nadie se le había ocurrido antes fabricar cuerdas de ballesta con pelo de gato trenzado. Es una pena, por lo fácil de conseguir que es».

Apuntes de ingeniería del famoso gnomo Bainor Forjarmas, comúnmente conocido como Bainor el Tuerto.


Cada vez que me doy la vuelta, el marcador sube 100 visitas. Espero estar a la altura de las expectativas y dentro de un tiempo en las librerías. También os animo a compartir vuestras opiniones y experiencias, tanto a los que sé que escribís vuestras cosillas, y muy buenas por cierto, como a los que me aguantáis de cerca u online.

Un fuerte abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario