domingo, 16 de diciembre de 2012

La Música de los Cuentos de Caballería.

El Color de la Música
-Fonditos.com-
Mi amiga Natalia me contó que para leer algunos capítulos en clase, había puesto de fondo la banda sonora original de El Señor de los Anillos. Es curioso, porque al escribirlos también yo había utilizado algunos temas de esa banda sonora como inspiración. Entre otras me encanta la fuerza de “Bridge of Khazad-Dum” (Howard Shore). ¿Tendrá la música la capacidad de traspasar el papel y enlazar el espíritu del escritor y del lector? Sería hermoso, ¿verdad?

La música que ha acompañado a los Cuentos de Caballería ha sido variada, pero siempre ha tenido que cumplir una condición: que fuera música sin letra (que si no el escritor se despista). En el caso de que tuviera letra, tenía que ser en algún idioma desconocido o ininteligible, lo que incluye alguna ópera en alemán (El anillo de los Nibelungos) y las Bandas Sonoras del Cirque du Soleil, en las que se escucha claramente cosas sin sentido como "Llámala keidú: sandía con cama caramelo. Llámala keidú: sandía con helado" :). (Kalandero en su minuto 1:28).

En mi lista de reproducción no pueden faltar clásicos modernos y no tan modernos y Bandas Sonoras de los que para mí son referencia musical. Por mencionar algunos temas:
The Force theme – John Williams.
Batman - Danny Elfman.
The Battle – Gladiator - Hans Zimmer y Lisa Gerrard.
Conan – Brasil Poledouris.
Ballare – Dralion- el Circo del Sol
Música de guitarra clásica española (¿quién puede resistirse a un clásico que se llame El Amor Brujo o Guárdame las vacas?).

Digamos que suelo trabajar con una lista de canciones que me ayuden a mantener el tono del relato. Sin embargo, al escribir algunas escenas concretas (una batalla, un acontecimiento especialmente dramático…) me vuelvo un poco más tiquismiquis, y puede que necesite el silencio más absoluto o por el contrario repetir el mismo tema en bucle un par de veces. En ocasiones la influencia de la música es tan grande, que puedo no recordar exactamente lo que he escrito, y sin embargo visualizar los rasgos generales de la escena al recordar la música con la que la escribí.

Una de las cosas que me planteé, fue componer mi propia Banda Sonora para los Cuentos de Caballería e incluirla con la novela. Un tema para cada capítulo. Es un bonito proyecto para el que ya tengo un par de piezas escritas, pero el tiempo es limitado y hay que concentrar los esfuerzos.

Si quieres conocer de dónde he sacado algunas ideas para los nombres que utilicé, sigue este enlace.
Si prefieres saber algo más sobre cómo diseñé el mapa, lo encontrarás en este artículo.

“Has pronunciado las palabras, has sentido cómo tu corazón se aceleraba y ese leve cosquilleo en la punta de la lengua. La vela no se ha encendido y aún así te digo que ya has hecho magia. Mañana volverás a intentarlo”.

Apuntes de Verdin Fundadededo. Primeras lecciones de magia en la Torre de Pico Rayo.

¡Un abrazo!

Pablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario