jueves, 22 de noviembre de 2012

Todo el mundo sale de algún lugar. El mapa del Continente.


Muy buenas, a todos y todas.

Lo primero, agradeceros la buena aceptación que está teniendo este blog. Para mí es un auténtico placer compartir con vosotros esta especie de making off de los "Cuentos de Caballería", al tiempo que sigo maquinando nuevas aventuras para sus personajes.


Hoy voy a escribiros un poco acerca del mapa. 


Si algo tenía claro, es que toda historia épica que se precie, debe tener un mapa en sus primeras páginas. Gracias a la informática fui capaz de dibujar el Continente a medida que iba escribiendo sobre el mismo, en un claro ejemplo del “yo me lo guiso…” a los que los autores con pocos recursos estamos tan acostumbrados.

mapa, novela, juvenil, fantasía
Donde todo comienza.
Tuve algunos quebraderos de cabeza para que las distancias sobre el papel se ajustaran lo más posible a la narración. Y es que estos personajes no paraban de moverse en el mapa. Navegaban, cabalgaban, caminaban, se arrastraban… Sin mostrar ninguna piedad, mientras el pobre escritor se devanaba los sesos para colocar adecuadamente los lugares por los que viajaban.



Por otro lado está mi manía de utilizar nombres reconocibles para las ciudades; Hostal de la Trucha, por poner un ejemplo; algo que tampoco facilitaba la labor de encajarlos bien en el dibujo. Mejor me hubiera ido utilizando nombres sin sentido aparente y mucho más fáciles de colocar en el mapa. Escribir algo así como:

"Bienvenidos a la ciudad de Find´thael, lo que en élfico oriental profundo significa remanso fresco de tranquilidad donde la trucha salta entre piedra y piedra" ;).

La próxima entrada que publique será muy especial, ya que estará dedicada a todas las personas que me habéis ayudado leyendo y corrigiendo los dos libros de los "Cuentos de Caballería". Desde ya, muchísimas gracias. No sabéis cuánto me habéis ayudado y animado.

Si acabas de llegar a este blog, y aún no sabes de qué va todo esto, quizás te interese visitar esta entrada, donde te cuento quién soy.

Un abrazo.

Pablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario