martes, 20 de noviembre de 2012

Cuentos de Caballería. El origen de la novela.

¿De dónde salió la idea que me llevó a escribir la novela "Cuentos de Caballería"?


Todo surgió de un regalo de Navidad para la que ahora es mi mujer. En realidad se trataba de varios regalos sencillos, con la excusa de introducir en cada paquete un fragmento de un cuento. De esa forma, entre peluches, marionetas de dedos y otras cuantas cosas, nacieron los personajes de Balpo, Plira, Gimuel, Verdin, Verderon y Rayas.

Aquel cuento breve, en el que Balpo Astillaferro viajaba hasta el Reino de las Nieves para rescatar a Lady Plira Friogamo, fue el germen de un nuevo mundo que creció a su alrededor. Dejé reposar la historia durante años, escribiendo otro tipo relatos que no tenían nada que ver con ese estilo, pero siempre supe que antes o después recuperaría a todos esos personajes que me resultaban especialmente carismáticos. Lo que no imaginaba es que iban a protagonizar algo tan ambicioso como mi primera novela.

Así fue como Balpo Astillaferro volvió a la pantalla de mi ordenador, pero esta vez la historia iba a ser muy diferente: amor, lealtad, traición, amistad, sacrificios, humor... Cuentos de Caballería. 

Nota de Gnomo: Actualización a octubre de 2016. La novela se llamaría finalmente "La caja de Bernit". Digamos que "Cuentos de Caballería" se convirtió en mi "Blue Harvest" particular. ;).


Pero no te creas que comencé a escribirla directamente. Antes necesitaba pulirme un poco como escritor. En esta entrada te cuento cuáles fueron mis primeros pasos.


Fantasía, Mago de Oz, aventura, camino

"¿Rescatar a una dama en apuros? Creo que ése es el menor de tus problemas, amigo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario